viernes, 23 de marzo de 2012

Tiernas hojas verdes


Otoño en casa. Aromas y sentimientos a mi alrededor.

Días pasados.
Atrás quedaron las idas y vueltas, de tiempos opacados, dedicados a cuestiones no deseadas, de apuros.
La vida nuevamente sigue para mí en términos de silencios esperados,  en la contemplación de la belleza, en los susurros del alma.
Y aquí retomo mis adorables cosas singulares...

Mi presente.
Hoy desperté abrazada a los brillos de la vida.
Y hoy disfruté mi mañana bajo la caricia de los primeros días de Otoño.
Y sentí los bellos aromas de mi jardín.
Hoy me hace feliz un simple y fresco detalle de amor en mi mesa de luz.
Unas tiernas hojas verdes. Simples, silvestres y perfumadas.
Unas lavandas, verdes del limonero, hierbas de menta, cedrón, maggi y ramas grises de eucaliptos.
Bienvenidos días de Otoño!
Y esta Naturaleza me trajo el recuerdo de una escena maravillosa de la película "Gladiador".
Su protagonista, el gladiador ante la certeza de su muerte, visualiza un camino de retorno al hogar, al encuentro de su familia. En su andar lleva un paso lento, acariciando superficialmente los altos pastos dorados, sintiendo la tierra. Sabe que al final de su camino encontrará su anhelado descanso...

martes, 13 de marzo de 2012

Patagonia: Tiempo de amor y cenizas...(2)



 Piedritas grises de ceniza volcánica en las orillas de los Lagos del sur.

Allá en la Patagonia...
Siguiendo nuestro paseo, dejando Bariloche y Villa La Angostura, llegamos al Club de Pesca frente al Lago Meliquina. Con un majestuoso entorno natural y un cálido recibimiento.
En aquellos caminos nos sorprendió muchas veces la ceniza corrida a los costados del camino y en las orillas de los Lagos, como así también las nubes de ceniza que eclipsó varias veces el sol sureño.
Este fenómeno ha sido desbastador y triste para toda la región.
Ha desdibujado las formas y colores en zonas de este singular paisaje, dejando una impronta grisácea.
Deseamos más de una vez un soplo divino de Eolo como dueño y señor de los vientos para sacudir las cumbres y pinos de su manto gris!
Pero también quedamos anonadados con los colores de las aguas, donde pareciera que estos polvos volcánicos dejaron su magia exaltando los azules y turquesas increíbles de muchos de los Lagos...
Y ya desde el Club de Pesca, salimos en lancha a recorrer el Meliquina y a inquietas orillas de ríos a buscar las deseadas truchas...
El mejor escenario para nosotros dos. La inmensidad del paisaje y la serenidad de los momentos.
Los sonidos del silencio fueron nuestra melodía.
Y como imaginamos, los dioses estuvieron acompañándonos.
Fuimos felices!


Bajando con la caña en mano hacia el Lago Filo Hua Hum.



Villa La Angostura. Lago Nahuel Huapi.


Lago Meliquina  y el embarcadero del Club de Pesca.


Una trucha del Lago Meliquina.






Tardecita en el Club.

lunes, 5 de marzo de 2012

Patagonia: Tiempo de amor y cenizas...(1)



 Una casa, un cálido hogar. Detalles de amor.








Días de descanso nuevamente en nuestro sur. La inquietante Patagonia nos esperaba.
Anduvimos cerquita y adorando los Lagos...

Una ruta ansiosa nos llevó primero a Bariloche. Y allí hasta la bella cabaña "La Gringa", el hogar sureño de mis primos Bibi y Guillermo, donde nos recibieron como la naturaleza misma, encantadores!
Fue un regalo de mimos en nuestras vidas.
Un encuentro lleno de cariño en un entorno soñado que resultó un refugio para el alma.
Nuestra estadía se perfumó con sus corazones de lavandas, se vistió con las flores del jardín tan maravilloso como admirable de la mano de Bibi y se endulzó con gratas charlas frente al lago azul del  Nahuel Huapi.
Fueron unos días donde sus colores y aromas nos envolvieron en el mejor "abrazo" desde la llegada para sentir ese "tiempo sin tiempo"...
Un lugar para escuchar nuestros latidos del corazón.
Un disfrute de emociones, de climas inolvidables.
Gracias Bibi y Guille por aquellos días!!!

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...