lunes, 25 de junio de 2012

De piel brillante






Siguiendo nuestro recorrido en auto desde Madrid fuimos en búsqueda del asombro.
Allí estaba. Majestuoso e iluminado por un día de Primavera. El Museo Guggenheim de Bilbao.
El Museo de Arte Contemporáneo. Obra fascinante del arquitecto Frank Gerhy.
Un Museo de piel brillante.
De una bella materia, como sus facetas o escamas de titanio que cubre su arte, de transparencias, de aire, de luz...
Una obra exquisitamente concebida, de fuerte inspiración y juego de conceptos maravillosos y curiosos.
De una belleza singular que cobija grandes obras, la eternidad de instantes de contemplación.
Me emocioné hasta las lágrimas de sentir este espacio, percibirlo y recorrerlo entre planos y lineas,  rodeada de un marco natural maravilloso frente a la Ría de Bilbao.
Un encuentro con subyugante belleza, y allí estaba el arte de grandes artistas.
Y el arte de David Hockney me cautivó.
No fue casual ver su obra. Me estuvo esperando...
El Museo y Hockney.
Una joya brillante!















jueves, 14 de junio de 2012

En proceso...



De vuelta.

Luego de este espléndido viaje...
De rutas y caminos, de vuelos!
La Primavera nos acompañó por lugares de encanto y de encuentros.

De vuelta a casa.
A mis proyectos, a mis propios latidos.
A mi ritmo, a mi rutina, a mi vida.
Y en proceso...
Retener las imágenes sensibles pasadas.
Fortalecer mi espíritu con la distancia de los afectos.
Todo son instancias en el tiempo de ayer, hoy y mañana.
De a poco, sin orden, sólo desde el amor me acomodo aquí nuevamente...
Recordando los bellos momentos, los besos, las risas, las caminatas.
Y siempre estarán en mí...

Como el sol de Madrid. Mayo, 2012.
La luz de Madrid. 
Sus callecitas. su arte, su vida.
Su gente, su espíritu.
Maravillosa!


 El Paseo del Retiro y el bello Prado.

 Amado Rafael!

 La calle bonita con historia.
 El arte del Thyssen.

La Plaza Santa Ana y la Primavera. Mi elegida.


 Chagall y los sueños por Madrid!


La Puerta del Sol. La reflexión.