miércoles, 22 de agosto de 2012

Cuaderno de obra


 

Una andamio. Una síntesis de trabajo.


El primer pájaro en la mira del techo. Un futuro nido?





Vistas parciales, laterales, frente y galería.



Desde lejos, entre árboles.  La casa y la Naturaleza.


La casa está en marcha.
Crece día a día con su plan de obra. Tiene vida y va tomando su propia identidad.
Ella surgió de un proyecto soñado durante tiempo. Con el referente de una casa de campo.
La Casa Baron fue la inspiración. Una casa granero en el sur de Suecia, con la mano exquisita y minimalista de John Pawson.
Esta obra fue el disparador para pensar luego en nuestro hogar. Una casa sencilla de una planta, donde atrapar el sol y la luna.

A partir de entonces fue naciendo mi Cuaderno de obra.
Las anotaciones de tiempos diferentes, de cambios de ánimos, de intereses o cuestiones que tuve en cuenta en conceptos de diseño y decoración.
Y con el valor de apunte no modificable, de puntos de partida, de decisiones.
De elementos fijos, de cosas que sé que quiero y deseo... Una nueva lista de cosas a pensar, a reflexionar, a elegir, a definir, a adorar!

Tengo un tiempo todavía para disfrutar de ello... La vida nos va moldeando como la arena cuando llega el agua a la orilla del mar.
Y así son mis razones escritas, van y vienen como esas olas.
Y hoy así me siento yo. Con la inquietud de ese ritmo marítimo.
Con el color que cambia según las horas del día y de mi mirada.
Mientras tanto, sigue el trabajo de construcción.
Sigue también este espíritu de aventurarse a un mundo nuevo.
Muchas inquietudes, nuevos apuntes...








jueves, 16 de agosto de 2012

Vuelo de alambre





La belleza de lo fugaz.
Lo etéreo de su vuelo.
Lo eterno del material.
La impronta del trabajo de un artesano.
Creación con arte en su sencillez.
Mi deseo. Mi Libélula!
Me enamoré ni bien la vi.







martes, 7 de agosto de 2012

Mio, mi sol

Mio en su jardín de las delicias. Su hogar. Estocolmo.

Para Mio, mi pequeño nieto.
Hoy Mio cumple un año.
Y al verlo jugar allí, en su verde mundo sentí la belleza de la infancia.
Y recordé al maravilloso escritor húngaro Sándor Marai, cuando en un pasaje de su obra habla de los recuerdos de su niñez, describiendo a la familia como "el lado soleado de la vida......"

Mio abre mi corazón y mi cielo. Deja entrar el sol.
Es mi familia!
Y su infancia es su mejor tiempo de acordes y compases. Es asombro, descubrimientos.
Siempre serán recordados como momentos de felicidad.

Feliz cumpleaños mi solcito!


video


Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...