lunes, 7 de septiembre de 2009

Brotes



A pesar de la lluvia de estos días y que creo que es propio de este tiempo, vimos ayer con Santi, la explosión de los brotes frescos de la Primavera en nuestro jardín. Estallaban ante nuestra mirada polvos mágicos de renacimiento, de nuevas formas y colores. Son hoy las hojitas tiernas y brillantes de la naturaleza, que al igual que la llegada de mi nieto Indio, lo es a mi vida. Es una brisa virgen que trae todo un mundo de asombro para descubrirlo y amarlo.

1 comentario:

  1. Querida Gloria
    Este post se me había pasado sin verlo...me encanta observar a los árboles cuando se acerca la Primavera para ver sus nuevos brotes,como cada día van creciendo hasta convertirse en hermosas hojas verdes,
    También me gusta en Otoño contemplar como esas hojas se van tornando amarillentas y sus ramas se van quedando peladas
    ¡La mágia de la Naturaleza!

    ResponderEliminar

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...