lunes, 28 de diciembre de 2015

...mi tiempo y deseos




Ayer detuve el tiempo.
Sé que fue esa sensación. Una mezcla de placer y vacío.
Me senté a tomar un café y quedé suspendida en ese intervalo del ruido, de la velocidad del reloj.
Rozó mi alma el placer de ser dueña de cada mirada, de cada palabra. Un tiempo de liviandad, de frescura natural.
Y allí lo encontré.
Ese recuerdo está siempre conmigo. Sólo que estaba escondido.
Un alivio de sentirlo vivo!
Toda mi vida está allí. Ahora hay presente.
Un camino menos largo pero nuevo a recorrer.
Mis deseos los renuevo:
Tierra fértil, aguas calmas, cielos despejados, lluvias frescas, verdes pastos como la esperanza y flores rojas del amor como de la pasión.
La madre naturaleza nos incluye, la metáfora de nuestro hábitat que nos regala alegría, creatividad, serenidad y mucha belleza!
Felicidad!Bienvenido 2016!











miércoles, 16 de diciembre de 2015

Oui, fleurs!



Flores, flores, flores!!!
Qué haría sin flores, sin sentirlas en mi alrededor?
Hoy pensaba lo bien que me hacen. Me siento de fiesta si están allí, en mi cuarto, en la mesa o en el baño.
Un ramito de hojas verdes y alguna flor silvestre siempre están a mi alcance. Y las blancas margaritas, alelíes o las azucenas como las peonías las espero, a su tiempo. Sus presencias me alivian, dan belleza a los momentos perfumados. Ellas son efímeras como toda vida. Están y luego queda su recuerdo hasta la próxima temporada.
Unicas como la vida. Y cada uno elige la que más desea.
Oui, oui, fleurs! Fue ésta mi expresión de entonces al verlas como hoy al traer a mi presente aquel momento. El saber de alguien que sabía del regalo de su belleza.
Hace tiempo ya. En un viaje en auto por el sur de Francia, con mi marido hicimos un alto en la autopista para tomar un cafe y poner en orden nuestro recorrido hacia Ille sur la Sorgue. Los dos al salir de los baños coincidimos en nuestro asombro y comentario. ¿Viste la flores?
Allí, en aquella simple estación como lugar de paso de tantos pasajeros estaba el detalle de flores frescas como esa mañana francesa.
Divinas se lucían sutilmente unos ramos de simples flores. Oui, oui, Fleurs!!
Ese recuerdo llegó hasta hoy como algo mágico en nuestro recorrido. El destino de ese viaje lo fue.

jueves, 27 de agosto de 2015

Besos y dulzura


Un acierto de palabras. Un encuentro de besos y dulzura.

...pasos de cero y un acierto de sueños....
...entre tu boca y la mía hay un cuento de hadas...



sábado, 13 de junio de 2015

8 minutos



Qué frágil es la mirada de la infancia.
Adoro escuchar a mis nietos en sus charlas, sus observaciones y aprendizajes del transcurrir de la vida.
Y en estas nuevas vocecitas se reflejan imágenes y pensamientos propios sumados al legado familiar.
Cada encuentro últimamente es bello en sí mismo. En ellos está la eternidad, la inmortalidad despojada de verdad conocida, del dolor cercano, de los miedos próximos.
Está la alegría de lo aprendido, su avidez, el espontáneo decir de su "yo" en libertad.

Es un mundo en el cual sé que me hallo cómoda y disfruto entrar en él.
Tal es mi recuerdo de la última conversación con Indio y Mio una mañana mientras desayunábamos antes del paseo.
Mis nietos deliciosamente fueron contándome de sus juegos, de sus deseos.
No existe en ellos el peso del pasado, ni la inquietud del futuro. Sólo su vitalidad presente.
Para mi sorpresa, la conversación giró al recuerdo de su abuelo muerto muy joven.
Entre ellos se tejió la comprensión de lo sucedido. Yo escuchaba atentamente sus tonos sobre el tema.
Luego Mio, expresó su deseo de crecer y crecer, de ser "grande". De ser papá y tener sus hijos. Seguidamente agregué diciendo que en ese caso el tiempo seguro llegaría pero no pronto.
Indio agregó entonces que yo sería bisabuela o tatarabuela de sus niños.
Juntos visualizamos tiempos, años e imágenes de la vejez...Y la muerte como final de la vida.

Quizás allí llamé la atención de Mio, cuando expresé que faltaba mucho tiempo todavía para ese final.
Seguro de su sentir me respondió que así era y que sólo restaba para ello "8 minutos"!
Ocho minutos? Unos simples como para mí eternos"8 minutos"!
Bastó este final sobre el tema para quedar paralizada en mi sorpresa de su espontánea respuesta, que lo besé al instante riéndonos los tres!

Queda en mí este recuerdo de ese tiempo de vida que me regaló mi nieto.
Ocho minutos, No horas, ni ocho días u ocho años.
No, sólo ese tiempo, su tiempo.
Hoy es maravilloso.

domingo, 31 de mayo de 2015

El descubrimiento




En casa, una tarde de Mayo.
Para mi bello Félix.

Ayer Félix descubrió la lluvia.
Como todos los martes mi pequeño Félix viene a casa. Compartimos tiempos de juego y de mimos.
Me deleita su alegría como su ternura.
Y llovía. Salimos a la galería un momento a ver el agua que tanto nombra. Puse gotas de lluvia en su mano. Mojé un poco sus mejillas. Se sorprendió, se rió.
Allí mismo se sentó y quedó fascinado en el silencio del jardín bajo el agua.
Fue un instante eterno y poético. Maravilloso. Sentí mis años. Fijé su tiempo.
Lo miré y supe de ello. Allí fuimos felices.

lunes, 4 de mayo de 2015

Cocina con amor

Ayer en casa. Y en mi cocina que adoro.
Puse toda mi dedicación a este valioso regalo.
Un pollo exquisito de pastura. Vino con aires de campo. 
De La Beltrana a casa. Del trabajo de todos los días a mi mesa.
Todos mis sentidos se encendieron para su preparación. Con aromáticas del jardín y al horno....
Y luego dorado a punto con laureles del triunfo para saborearlo sólo a él!!!!!
Sé de su historia. De sus cuidados y la dedicación que toda mi querida familia de La Beltrana le ha brindado a estos pequeños animales. Días y noches bien abrigados. De la alegría del juego, del trabajo, del sol y la lluvia. Del alimento, de la vida. Todos estos pollos llegan a la cocina con amor.
Gracias a mi hijo Luis, Linea y a mis nietos Indio y Mio por darme siempre amor. Son ellos como ángeles guardianes de la Naturaleza.

www.labeltrana.com




lunes, 12 de enero de 2015

Una sorpresa, un mix genial!


Un encantador regalo vía foto por mail desde Estocolmo, Suecia. Es una producción de decoración de una revista sueca donde figura una obra mía. Toda una sorpresa!
Me encantó la imagen. con un gusto exquisito en su composición de mix de elementos que por color y texturas generan un clima cálido y muy actual.Colores de la tierra y lo salvaje de la naturaleza.Todo un acierto en la selección. Gracias a Susanne por su trabajo y con arte! Tiene estilo.


domingo, 16 de noviembre de 2014

Ingeniero de estrellas

Sólo pensé en ellas y busqué sus formas y detalles.
El ingeniero de estrellas puso manos a la obra.
Una a una fueron adornadas. Y rápidamente iluminaron con sus brillos la casa.
Estas pequeñas estrellas con cascabel y piedras dejan su haz de luz y una música que alegran nuestros días ya previos a las fiestas. Hay una que cuelga en mi ventana.
Están fabricadas en casa y con amor. Serán para soñar deseos luminosos para nuestro hogar y para quien quiera una recién llegada del cielo. Habrá estrellas para repartir!
El ingeniero de estrellas siempre da solución a mis labores y da ternura a mi corazón.
Gracias Santi!