viernes, 4 de febrero de 2011

Oda al Tomate



"Oda al Tomate", de Pablo Neruda.
Sin más, un regalo bellísimo, una postal con este verso que recibí de mi amiga Adriana.
Mi querida amiga y cocinera!
Y con todos sus encantadores comentarios de su paso por la Casa Museo de Pablo Neruda, en Isla Negra, Chile.
Y volvieron a mí al escucharla, imágenes de mi apasionada lectura sobre este adorable escritor y sus memorias.
"Confieso que he vivido" es un libro que leí hace ya mucho tiempo e inolvidable.
Tiene pasajes de momentos conmovedores de su vida, descripciones tan vívidas de historias de sus viajes, reflexiones de sus obras, de su ideales, de sus encuentros.
Cautivantes relatos de su peregrinaje por el mundo, desde su amado Chile y hacia su exilio... 
Hoy disfruto de esta mágica como apasionada Oda y tan fresca como el tomate que describe que se me hace agua la boca...
Una Oda y una fiesta para los sentidos.
Maravillosa letra, jugosa y de pulpa de un grande.
Ya mismo voy a deleitarme con un tomate de mi huerta.
Y bien vale una Oda!


 ODA AL TOMATE

La calle
se llenó de tomates,
mediodía,
verano,
la luz
se parte
en dos
mitades
de tomate,
corre
por las calles
el jugo.
En diciembre
se desata
el tomate,
invade
las cocinas,
entra por los almuerzos,
se sienta
reposado
en los aparadores,
entre los vasos,
las mantequilleras,
los saleros azules.
Tiene
luz propia,
majestad benigna.
Debemos, por desgracia,
asesinarlo:
se hunde
el cuchillo
en su pulpa viviente,
es una roja
víscera,
un sol
fresco,
profundo,
inagotable,
llena las ensaladas
de Chile,
se casa alegremente
con la clara cebolla,
y para celebrarlo
se deja
caer
aceite,
hijo
esencial del olivo,
sobre sus hemisferios entreabiertos,
agrega
la pimienta
su fragancia,
la sal su magnetismo:
son las bodas
del día,
el perejil
levanta
banderines,
las papas
hierven vigorosamente,
el asado
golpea
con su aroma
en la puerta,
es hora!
vamos!
y sobre
la mesa, en la cintura
del verano,
el tomate,
astro de tierra,
estrella
repetida
y fecunda,
nos muestra
sus circunvoluciones,
sus canales,
la insigne plenitud
y la abundancia
sin hueso,
sin coraza,
sin escamas ni espinas,
nos entrega
el regalo
de su color fogoso
y la totalidad de su frescura.

15 comentarios:

  1. Querida Gloria, què hermoso encuentro entre tu padre y tu nieto, conmovedora imágen y palabras, conmovedor momento y abrazo...
    Mi nieto también tiene a sus bisabuelos, 3 ahora, menos mi padre quien partió muy joven, a los 53 años, y es muy lindo también cuando se juntan y comparten!!!
    Esta Oda al Tomate no la conocía, me encanta ese don que tenía Neruda.
    Te mando un abrazo y ya muy pronto podremos abrazarnos personalmente, què emoción!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy apetitosa, me dan ganas de correr a la cocina y prepararme una ensalada!
    Bsstes

    ResponderEliminar
  3. Si te gusta esto y podes busca este libro: "A la mesa con Neruda". Es bellisimo, tiene recetas, fotos de las cocinas de sus casas que son maravillosas (sobre todo la de Isla Negra) y todas las Odas a alimentos y objetos de la cocina. Se lo regale hace mucho a un amigo que adoraba cocinar. :)

    ResponderEliminar
  4. umhhhhh! me relamo, me relamo!!!! Cuándo llegará el verano para tomar ensaladas a todas horas... por allí ya lo es ¿Verdad mi reina?
    Sí, el rey de la huerta, el tomate pudoroso que siempre vierte su jugo como agua bendita...en nuestra boca.
    Bss... y precioso te quedó... ¡¡divino!!

    ResponderEliminar
  5. Que lindo, querida Gloria, que lindo!! Bueno, ya sabes cómo presentar la poesía! Me encanta Neruda y su gran obra. Gracias por compartir eso con nosotros!
    Besos!! Bela

    ResponderEliminar
  6. Precioso! lleno de personalidad, me ha encantado! Un abrazo, Esther

    ResponderEliminar
  7. Precioso poema. Que afortunada tomates de tu propia huerta, no sabes cuanto me gustaría tener mi propio jardín con una huertecita....habrá que esperar.
    besitos
    Si estas pensando en organizar un viaje a Africa, te lo recomiendo totalmente, tuvimos la oportunidad hace tres años de hacer un safari, y ha sido la experiencia más increible de mi vida.

    ResponderEliminar
  8. Que ganas de hacerme un picadillo me ha entrado, así como se hace en mi tierra, Su tomate, su cebolla, su pimiento... ofú. jajaja

    Saludos y un abrazo. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el tomate en todas sus variedades,se me hace la boca agua al verlo,lo enjuagaría un poco y me lo comería a bocados como si fuera una manzana ¡es como más me gustan!
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el tomate Gloria y creo que cuando están cultivados con tanto mimo y cuidado su sabor es extraordinario,
    Bss y feliz nueva semana.
    Cecilia

    ResponderEliminar
  11. Me gusta el tomate en todas sus variantes, forma parate de mi dieta durante todo el año pero los más rícos y dulces y sabrosos son los que tomo en verano en casa de mi família, a mi padre le gusta cultivarlos y cuando la cosecha es abundante mi madre prepara confitura.
    Ya veo que el maestro Neruda sucumbió a sus encantos.
    Feliz semana y un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Glori cuando entré a la casa de Neruda La Sebastiana en Isla Negra y recorrí sus rincones y encontré esta hermosa poesía enseguida pensé en vos!!!!Sé que la ibas a disfrutar!!!!Un beso tu amiga

    ResponderEliminar
  13. Hola Gloria,

    Me encantan las entradas de tu blog porque siempre están llenas de una magia que sólo vos podés pintar!
    Te dejo un saludo

    ResponderEliminar
  14. Glori, que lindo regalo te mando Adriana !!!!!!!!!!! Que poeta !!!!!!!!! que obra mas fecunda y que rico se ve TU TOMATE !!!!!!!!!!!!!


    abrazoss
    bibi

    ResponderEliminar
  15. Vaya! no sabía que la Oda al Tomate era un poema de Neruda... yo la conocía cantada por Jorge Drexler... que me encanta

    http://www.youtube.com/watch?v=TjmbTHF_wj0

    ( a través de María Cecilia estoy conociendo los blogs de sus amigas!)

    ResponderEliminar

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...