sábado, 20 de noviembre de 2010

Menú del día: moras!





Hace hoy una semana que llegamos del Otoño de Europa a esta hermosa Primavera argentina.
Todo mi jardín o el "paraíso" está lleno de vida...
Los alimentos y la cocina es "tema" muy importante en mi familia.
Esta mañana las recogí. Y hoy el mejor sabor está en mi mesa.
Las moras maduras del árbol de nuestra casa.
Viva la naturaleza!



Ahora a limpiarlas y a prepararlas a gusto!
A mi papá le encantaba venir a juntarlas conmigo y luego las comía con un poco de crema o yoghurt.
Mamá las prepara en su dulce delicioso de moras o en crumbles o pie.
Y yo las uso en postres con un "coulis" o salsa dulce acompañado con otros frutos rojos.
A comerlas ya!

18 comentarios:

  1. Hola Gloria!... te pasa como a mí... me encanta aprovechar lo que la naturaleza nos regala... y las moras, en particular, que no son apreciadas por muchos, yo también las utilizo para hacer mermelada... tiene un sabor único y sus crocantes semillas saben a nueces... y a partir de allí, deliciosas tartas para tardes de lluvia...

    ResponderEliminar
  2. Aún recuerdo cuando mi madre y yo salíamos en el pueblo a coger moras, me encantaban... Hace años que no he vuelto a comerlas... Una pena.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Gloria,que rico!!! y me hiciste traer a la memoria mi niñez... con mis hermanos salíamos a juntar moras y volvíamos con boca y manos violetas!!!!Hace mucho que no las como.
    Un abrazo.Marina

    ResponderEliminar
  4. qué recuerdos!! recuerdos de infancia... He venido a visitarte, siempre deseo saber algo más de quién me lee. Un comentario súper-bonito el que me has dejado. Tienes una nueva seguidora desde ya! A disfrutar de la primavera, qué envidia!!jejeje. MUA

    ResponderEliminar
  5. Me encanta leer los comentarios sobre tus palabras. Las moras despertaron muchos recuerdos de infancia.
    Que linda primavera te bienvino !!!!!!!!!! que bella tarde la de hoy. Recien entro de regar.
    ME diste ganas de comer tus ricas recetas.
    Viste que luna tan llena??????????
    besos
    bibi

    ResponderEliminar
  6. Cuando era pequeña me encantaba recogerlas, llenabamos cestos y cestos, y luego mi madre hacia una mermelada exquisita.
    Precioso post, me ha traido muchos recuerdos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hace tantos años que no recojo moras... me has hecho regresar y recordar tantos momentos lindos recogiendo moras en mi lago Vichuquén!!! Que viva la naturaleza amada!!!! y que tu familia las disfrute mucho!
    abrazos mi querida Gloria

    ResponderEliminar
  8. Con unas dulces moras he levantado tantos recuerdos!!!!Que lindo saber de ustedes! Me encantó leerlas!!! Besos, Gloria.

    ResponderEliminar
  9. Qué suerte tener moras frescas para disfrutar con ellas, por aquí son escasas de ver pero ¡claro! si estoy en la ciudad :)
    Su color y su aroma son deliciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Glo!!! Hubo coincidencia (Alcoyana-Alcoyana),te acordás? jajaja yo también he pensado hacer dulce de moras.Los árboles del predio de mi barrio están abarrotados.Ya anduve mirando para ver como cosecharlas,porque las maduras están muy arriba.Se niegan a que alguien las coseche..jajajj y los pájaros están fascinados con tanta dulzura...¡Tendrías que ver las torcazas comiéndolas cuando se caen al piso!¡Regalos que nos hace la naturaleza! en fin...
    Amiga te dejo muchos besos gorditos...

    ResponderEliminar
  11. Yo, como Tula, paseos con mis padres a buscar moras, y comer piñones...
    Besos Gloria y muchas gracias siempre por tus visitas

    ResponderEliminar
  12. Gloria cuando vi esta foto también me vinieron recuerdos de mi infancia, aunque cuando mis hijos era mas pequeñajos en verano ibamos a casa de mis suegros y siempre en el mes de agosto las recogiamos y ya por el camino ibamos dando cuenta de ellas. Besos. Ana.

    ResponderEliminar
  13. Gloria gracias por pasar por mi casa y por tus palabras, los corazones valen 3 euros si te interesa puedo preguntar que vale enviarlos a tu pais, gracias :)

    ResponderEliminar
  14. Qué divino! Me acuerdo cuando éramos chicos y visitábamos mi tía, nos encantaba subir al árbol y comer las moras...terminábamos todos manchados!!

    ResponderEliminar
  15. Qué ricas las moras!!! Mis hermanas y yo nos hinchábamos a comerlas en casa de mi abuela, que tenia en el jardin!! Mi madre se enfadaba todas las veces porque nos poniamos perdidas de manchas! jajaja!!
    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  16. Hola Gloria, qué bueno que viniste!,
    Es un placer que compartas conmigo mi té y si pudiera ser con un dulce de tus moras...perfecto! Cómo me gustan!
    Es un gusto que sean de tu propio jardín y el aspecto es magnífico.
    Me alegra tu visita, un Bsste fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Gloria, me encantan todas las fotos que usted trae!! Gracias, gracias!! Parece que viajo con usted!!!
    Besos!!! Bela.

    ResponderEliminar
  18. Gloria, cuando yo era chica, al lado de casa habia una casa muy vieja y algo tenebrosa jajaja, habitada por un viejito no muy amigable, pero lo que yo amaba de esa casa, eran sus arboles frutales, adelante habia un naranjo, un limonero, y un nispero, en la mitad, un gran arbol maravilloso de moras, y detras, higueras y otros arboles inmensos que no se que eran...bueno, un día la casa quedó deshabitada, y nuestra imaginación de chicos, la veia en el invierno, como algo hasta fantasmagórica...el viejito había muerto!
    pero cuando maduraban las moras...mi papá se las habia ingeniado para cruzar por el costado por el techo y juntar en un gran canasto, cientos de moras, que luego adorabamos comer y teñirnos de violeta las manos , la boca y la cara entera!
    pero lo que recuerdo más es que a mi abuelo le gustaba hacer licuado o jugo con ellas, y era el único que le daba buen uso :)

    qué lindo que me trajiste ese hermoso recuerdo...te cuento que hace rato estoy viendo todos tus posts! estoy maravillada! jajaajaj

    un saludo! (u otro, creo q ya van varios!)
    claudia

    ResponderEliminar

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...