martes, 30 de noviembre de 2010

Cocina y arte

La sopa de pescado que siempre me enloquece. Región de la Gascogne en un día muy frío!
Los frutos del mar del mercado de Victor Hugo en Tolouse.

Con Tomy de compras en el mercado en la isla, en Sineu.


Las frutas en la playa de Illetas en Palma.

Los dulces en Arles.


Los turrones de colores.

Las cebollitas mini-mini.


Los embutidos del mercado de la mañana de Isle sur la Sorgue.


Los paté variados y sabrosos.

Los quesos en el mercado de Isle sur la Sorgue!

Las frescas olivas de Carpentras!


Otros sabores exóticos como deliciososcon mucha almendra en Toulouse.


La panes con semillas y de harinas integrales.



Algunos platos ricos que saboreamos.


Una deliciosa pizza.

Las ensaladas tan ricas!

Los frutos del mar en los mercados que amo verlos como obras de arte!!!


Quesos y preparados para llevar y saborear con un buen vino.


Más quesos!

El mercado de Victor Hugo en Toulouse. Maravilloso!

Feliz cumpleaños!
Hoy es el cumpleaños de mi mamá. Es una bella mujer! Cumple 85 años!
Y en su honor nada mejor que regalarle este festín de imágenes de sabores.
Ella ama la cocina y nos ha cocinado desde siempre a toda la familia con los mejores platos, que al cerrar mis ojos añoro las mejores sensaciones hasta la emoción.
Ha tentado a los dioses!
Y la comida es un "tema" muy importante en mi familia, y ella tiene que ver con esto.
En casa la cocina es arte!
Mi mamá siempre nos enseño el valor de cada alimento y cada día nos sorprende con nuevas recetas y comentarios de la cocina actual como de sus cursos de cocina.
De mis hijos, Luis es el apasionado de la cocina y recibido de cocinero trabajó en muy buenos restaurantes. Nacho junto a su mujer eligen con exigencia sus salidas a comer tanto en los ya clásicos bodegones como en los nuevos Restó. Y Tomy, es el que más disfruta de la comida sencilla acompañada de toda su parsimonia.
Somos todos entusiastas de las nuevas tendencias, y saboreamos cada plato sencillo preparado con amor en casa, como también de las maravillosas imágenes de las revistas o programas gourmet, o simplemente hacer nuevas recetas o conocer lugares u ofertas gastronómicas de aquí y de allá.
Hoy ya más solos en casa, todo este año cocinamos con mamá para alumnas entusiastas y amantes de este arte, y así he aprendido un poco más y sigo encantada de cocinar para mi marido e invitar a amigos a cenar.
Y cuando viajo veo, huelo y como de todo un poco para probar y deleitarme con variados platos del lugar, sintiendo su tradicionales productos como su espíritu gourmet.
Y no puedo dejar de pensar en mi madre cada cosa que como o disfruto de verlas y siempre es ella la que recibe mis primeras fotos del mercado o mis regalos gourmet.
El alimento y sus presentaciones son únicas como "bellamente tentadoras".
Este arte tienta los sentidos, es lo sublime.
Desde su propia naturaleza hasta la mesa diaria.
Y verlos expuestos en los mercados me maravillan, me conmueven......
Y comerlos es el mejor manjar del momento y el mejor recuerdo.
Como algunos de los platos y cosas ricas que registré en mi viaje último y que quedará en mi memoria para siempre por su forma, color, aroma y sabor de tan pintorescos mercados.
Gracias mami! Aprendí de vos lo mejor.
Amo la cocina y el arte.
Te amo a vos.

Los ricos preparados con sus animalitos en el mercado de Sineu en Palma.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

El detalle

El mantelito de hilo de cada día para el desayuno en el bistro Le Bon Vivre en Toulouse.


Los ramos de lavanda en el mercado de l´Isle sur la Sorgue.

La cigale como símbolo de la Provence en cada portal para proteger la casa.


La flor para Linea que compré en el mercado de Santa Catalina en Palma.

Los verdes en las callecitas de Fornalutx.


La vidriera de Bonito en Palma de Mallorca.

La taza para el agua de la Crèperie en Toulouse.


Un ramo de aromáticas con albahaca alimonada que compró mi querida amiga Mónica en el mercado de Arles.


Los barquitos de papel que le mandé a Indio para su cumpleaños cuelgan arriba de su ventana en Palma.


Las mariposas de papel se posaron en mi bello paquete de una librería en Toulouse, de paseo con Catalina.


Las verduras y frutas frescas se lucen en unos encantadores canastos en Palma.


Solamente sus uvas negras era lo que vendía un señor en Carpentras.

Las flores en todos lados dan la bienvenida en Seguret.


Simplemente está allí en Seguret.


Un poquito afuera en Vaucluse.


Una canasta de latón llena de pan casero y caliente en Gordes.


De viaje, Francia/España, Octubre 2010
Mi marido Santiago, siempre tiene presente una expresión de su madre. Ella como hija de españoles y dicho por ella con acento, y aludiendo a un gesto o acción de buena educación y buen gusto que refleja a la persona en un acertado momento dice: ..."el detalle, hija...el detalle!
Y me encantó y lo valoro, ya que habla realmente de un simple y quizás imborrable gesto y detalle que tiene su exquisito valor por quien lo hace y tiene, y que a veces es poco visto o no tenido en cuenta.
El detalle es en lo que me gusta detener mi mirada y hasta mi aliento!
Amo un gesto de amor, una mirada, una caricia, un beso espontáneo y un "gracias".
Ellos me hablan de su simpleza, honestidad y transparencia.
Los veo y los siento.
Hay gente que nace con estos gestos, que expresan "el detalle". Y es encantador.

Y hay también cosas que expresan un detalle y esto también me gusta.
Como las cosas que ví en mi viaje y que adoro recordarlas...
Una simple mesa, un buen pan, un buen vino, unas flores de campo y todo el amor.
Un simple detalle puede cambiarlo todo.
A ustedes, gracias por estar allí!

El calor de la manito de Indio en la mía, paseando por Palma en el auto con sus papás.



Un corazón nuevo de piedritas para colgar en esta Navidad, con una carpeta blanca de hilo de Valldemossa.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Menú del día: moras!





Hace hoy una semana que llegamos del Otoño de Europa a esta hermosa Primavera argentina.
Todo mi jardín o el "paraíso" está lleno de vida...
Los alimentos y la cocina es "tema" muy importante en mi familia.
Esta mañana las recogí. Y hoy el mejor sabor está en mi mesa.
Las moras maduras del árbol de nuestra casa.
Viva la naturaleza!



Ahora a limpiarlas y a prepararlas a gusto!
A mi papá le encantaba venir a juntarlas conmigo y luego las comía con un poco de crema o yoghurt.
Mamá las prepara en su dulce delicioso de moras o en crumbles o pie.
Y yo las uso en postres con un "coulis" o salsa dulce acompañado con otros frutos rojos.
A comerlas ya!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Toulouse: hacia adentro


















Toulouse, Francia 2010.

Volver a Toulouse nuevamente es encantador. Es una ciudad que siempre me seduce por que la siento como una "petit"París. Todo es muy acogedor y la abrazan las calmas aguas del Canal du Midi y de la Garonne.
Allí volvemos con mi marido cada año a visitar a su hija Catalina. Felices de estos encuentros, ella nos invita a conocer otros rincones nuevos cada vez.
La llamada ciudad rosa, tiene este color especial en sus ladrillos tan distintivo como elegante. Sus puertas y ventanas lucen como encajes en sus celestes pasteles y turquesas, jugando sus matices con los verdes exultantes de sus Plazas y su Capitolio, centros de encuentro y bullicio.
Sus mercados y sus flores son mi inquietud para admirar.
Y sus restaurantes y bares invitan sólo a disfrutar de su gente al pasar y de sus sabrosos platos como su famosa cassoulet.
Toulouse tiene un ritmo jóven, plácido y un ambiente cultural que me atrae.
Es simple para recorrerla con sus seductoras vidrieras de las boulangeries, patisseries, fromageries o chocolateries, como así también sus ya clásicas tiendas de ropa, accesorios y decó.
Volver a Toulouse, es siempre el comienzo de una fiesta!

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...