lunes, 4 de mayo de 2015

Cocina con amor

Ayer en casa. Y en mi cocina que adoro.
Puse toda mi dedicación a este valioso regalo.
Un pollo exquisito de pastura. Vino con aires de campo. 
De La Beltrana a casa. Del trabajo de todos los días a mi mesa.
Todos mis sentidos se encendieron para su preparación. Con aromáticas del jardín y al horno....
Y luego dorado a punto con laureles del triunfo para saborearlo sólo a él!!!!!
Sé de su historia. De sus cuidados y la dedicación que toda mi querida familia de La Beltrana le ha brindado a estos pequeños animales. Días y noches bien abrigados. De la alegría del juego, del trabajo, del sol y la lluvia. Del alimento, de la vida. Todos estos pollos llegan a la cocina con amor.
Gracias a mi hijo Luis, Linea y a mis nietos Indio y Mio por darme siempre amor. Son ellos como ángeles guardianes de la Naturaleza.

www.labeltrana.com




2 comentarios:

  1. Familia, cocina y amor: la conjunción ideal.

    ResponderEliminar
  2. QUE RICO!!!!
    ASI DE CUIDADOS ES MEJOR Y MAS SABROSO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar