lunes, 10 de mayo de 2010

Divina bicicleta

Recuerdo de viaje. Divina y curiosa bicicleta. Toda de rattan y bambú.
Llamó nuestra atención aquella mañana recorriendo las callecitas en Palma. Tan elegante y especial. Invitaba a dar una vuelta y llevar en su canasto toda la alegría de ir a pedalear por la rambla junto al mar.

1 comentario:

  1. Vivo en Venezuela tengo una igual, es preciosa me fascina y cuando hay sol le coloco su sombrilla también de bambú

    ResponderEliminar

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...