martes, 18 de mayo de 2010

Penumbras


Divino y recordado Sandro. Cubrió mi adolescencia de un halo de sensualidad y emoción. Me enamoraron sus canciones. Las bailé en abrazos. Me encantaba su manera casi mágica de encantar a su público. Lo evoco con lo mejor de sus temas, "Penumbras" y "Por ese palpitar". Esta es una de ellas. Bien vale un poco de emoción y pasión de un ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada