domingo, 25 de abril de 2010

Bouillabaisse


Todo el frío de Helsinki. Toda la belleza congelada. Todo el sabor y el aroma de la sopa que exquisitamente saboreamos con mi hijo Luis, en el pintoresco mercado frente al puerto.Una humeante "Bouillabaisse". Esta típica sopa francesa marsellesa tuvo el encanto de su orígen pero exaltado por el tesoro de mar de Finlandia. Todo el color y el olor. Todo el calor en el cuerpo. Todo el sabor en el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre el mar...

Hace ya un tiempo que no repaso mi memoria sensible. Como Umberto Eco quiero volver a las listas que necesito rever...Hacer de ello un...