domingo, 4 de abril de 2010

La dulce búsqueda




La búsqueda de los huevos del domingo de Pascuas por toda nuestra casa fueron las mañanas más maravillosas de mi infancia.
Papá se encargaba de esconderlos y mis hermanas y yo de buscarlos.
Esta tradición continuó con mis hijos y seguirá en ellos seguramente.
Extraño esos dulces momentos de alegría y de saber que teníamos un botín lleno de chocolates.
Hoy ya mas grandes añoramos toda la inocencia de ese entonces pero seguimos juntas y compartiendo dulces encuentros y disfrutando de la exquisita rosca de Pascuas y del amor de mi madre.
Felices Pascuas!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada