martes, 8 de junio de 2010

Adorable hora del té








Siempre fue elegante. Muy chic. De siempre.
Es el momento más cálido del día. La adorable hora del té.
Mi memoria registra estos especiales encuentros familiares reunidos en una mesa maravillosamente deliciosa y tentadora.
Sospecho que llegó a ser "famoso" y envidiable nuestro té de los domingos.
Tengo muy presente el aroma y sabor de los scons y panes de mami recién horneados. Y toda la admiración y ayuda de papá en preparar la escenográfica mesa vestida de amor.
Las inolvidables tardes de Invierno tocaban a la puerta at five ó clock!.
Hoy, mis hermanas y yo seguimos disfrutándolas en otras sinfonías. Son composiciones e imitaciones de lo mejor de ese recuerdo.
Té de Otoño, Invierno, Primavera y Verano.

6 comentarios:

  1. Gloria, me encantan las teteras y la taza del te y los bizcochos y la tarta (que hambre me está entrando), no me extraña que la hora del te se convierta en algo mas que el simple hecho de tomar el te. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  2. La hora del té siempre muy especial y con esas hermosas teteras aún más.

    Cariños

    Charo

    ResponderEliminar
  3. preciosas teteras Gloria, me encanta la de corazones!!...y con tu permiso me como untrocito de tarta!
    un abrazo,Olga

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito lo que escribes a eso le llamo yo, reciclar sentimientos.
    Las teteras también muy bonitas.

    ResponderEliminar
  5. Lindos recuerdos! Acá en USA no existe la hora del té por que a las 5 de la tarde, la mayoría de la gente está cenando, no saben lo que se pierden!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Gloria,
    Pase en la entrada anterior y casi te escribo un libro en el comentario,ahora con todas estas teteras azules maravillosa no puedo irme de acá antes de decir que te quedo divino y junto con la historia de familia que es una cosa maravillosa,quanto extraño a mi madre en la hora del té.
    Besitos desde Brasil,
    Carla

    ResponderEliminar